Google+ Followers

sábado, 27 de septiembre de 2008

Castillo de San Antonio de la Eminencia

En Cumaná, Venezuela.
A lo alto, observando el horizonte se encuentra, el Castillo de San Antonio de la Eminencia.
Al día siguiente de que piratas franceses atacaron la ciudad de Cumaná en el siglo XVII, el gobernador de la provincia ordenó la construcción de cuatro fortificaciones en puntos estratégicos de la costa, para así poder defenderse de futuros ataques. La más reconocida y mejor mantenida de estas construcciones en la actualidad es el Castillo de San Antonio de la Eminencia. Esta fortaleza edificada justamente en ese lugar, fue siempre la mejor forma de otear las embarcaciones que se aproximaban a tierra firme, que podían ser aliados que traían nuevos colonos o misioneros para la evangelización; o piratas perleros y esclavistas, entre los que se encontraban en un principio muchos desertores de la autoridad audiencial, quienes por la ambición y el pillaje se constituyeron en feroces depredadores de los indígenas, pues se conocía en ese tiempo a Cumaná como la "Costa de las Perlas", por la abundancia del nácar precioso extraído del fondo del mar por los nativos guaiqueríes de Cubagua, como cumanagotos y caribes de tierra firme. Una de las mayores atracciones turísticas de Cumaná, es sin duda alguna, el castillo que domina toda la ciudad y la entrada al golfo de Cariaco. Como curiosidad, podemos mencionar que hoy en día el castillo se encuentra bastante retirado del mar, lo que no es muy lógico, si se toma en cuenta que los castillos eran edificados principalmente para proteger la ciudad de embarcaciones enemigas. La explicación es que el mar se ha retirado, y lo que es hoy la parte nueva de la ciudad, en la época en que fue construido el castillo, era mar. La construcción se realizó entre 1659 y 1686 en el cerro Pan de Azúcar, una ubicación óptima que permite visualizar la ciudad de Cumaná, el golfo de Cariaco y la península de Araya. El castillo tiene paredes de dos metros de ancho, y fue construido en forma de una estrella de cuatro puntas, las cuales señalan a los distintos puntos cardinales. Su calabozo albergó a importantes figuras de la historia, como José Antonio Páez y José Tadeo Monagas. Además hoy, a casi 350 años de su construcción, se siguen encontrando pasadizos y túneles secretos que desembocan en distintas partes de la ciudad. El terremoto de 1929 azotó fuertemente al castillo de San Antonio de la Eminencia. Sin embargo, la gobernación del estado se ha encargado de restaurarlo devolviéndole su gloria original. Fue declarado Monumento Nacional en 1965. Es un destino que no debe faltar en la agenda de cualquier visitante de Cumaná. Hoy, nuestro Castillo San Antonio de la Eminencia , es uno de esos íconos arquitectónicos de ese siglo dieciséis, que nos dejó una cultura de inconmensurable valía, donde el turista que nos visita puede retrotraerse a una historia que nos marca a todos, como un símbolo de ascendencia originaria que perpetúa en el tiempo a la civilización que nos brindó la inmensa oportunidad de ser tan majestuosos, como la misma construcción que vela todos nuestros pasos de ayer, de hoy y de siempre.

La CATEDRAL de CUMANA

La Catedral de Cumaná, no fue en sus orígenes como hoy en día la conocemos.



Fué construida en 1926. El terremoto de 1929 destruyó parcialmente la edificación, la cual fue restaurada en 1936. El artífice fué Monseñor Breckman, quién concibió la obra, diseñó los planos y trajo la madera de las montañas de Cariaco, es una construcción neo-clásica con un magnífico retablo de madera labrada, el cual fué traído de España al igual que las estatuas religiosas. Las lámparas de madera y el tallado de la cruz son verdaderas obras maestras.



Es erigida Arquidiocesis Metropolitana en el año 1989.

sábado, 20 de septiembre de 2008

Singular solución habitacional



A veces vemos cosas extrañas en las ciudades pequeñas, Cumaná dejo de ser un pueblo hace tiempo, sin embargo algunas situaciones puntuales nos hacen pensar en que estatus nos encontramos?
Aquí les dejo este ejemplo, donde se mezcla la desidia gubernamental, el ingenio y la impotencia.



Esta es la historia.....
Pasados los carnavales de Cumaná, y una vez exhibidas las carrozas que desfilaron las avenidas en todo su esplendor haciendo un homenaje a nuestra "María Rodriguez"
Una de ellas quedo abandonada cerca de "los Bomberos" de esta ciudad.
Pasaron semanas, meses y las inclemencias del tiempo la fueron deteriorando hasta quedar solo un amasijo que para nada recordaba su esplendor carnavalesco.

En vista de que nadie dijo nada, y el tiempo pasó el ingenio CUMANES se hizo presente, y dos ciudadanos sin lugar donde vivir tomaron la gran decisión de "invadir" la carroza abandonada.
En un momento la transformaron en un "rancho" de dos habitaciones, tenían la comodidad de que al lado justamente pasaba un canal de agua, y podían lavar allí su ropa y hacer sus necesidades, alcance a ver hasta una fogata improvisada, quizás hasta cocinaban en sus nuevos aposentos.

Tardaron siete meses las autoridades para darse cuenta del abandono involuntario de la carroza.

Pero le solucionaron durante tres semanas el problema habitacional a dos personas que supieron aprovechar la situación.




Alguien habrá dado la voz de alerta y raudos acudieron a desalojarlos, tres días después en vista de que la carroza seguía allí la volvieron a ocupar, esta vez, volvieron a desalojarlos y se llevaron el molesto trasto. Los individuos ya tenían lazos sentimentales con aquel lugar y durante una noche improvisaron una carpa y volvieron a pernoctar en el mismo sitio. Hoy solo queda el recuerdo, una cruz a la orilla del canal que rinde tributo a un perrito que los acompañaba.






viernes, 19 de septiembre de 2008

Casitas con aroma de ayer

En Cumaná en la zona de San Francisco se pueden observar las casítas de antaño, rodeadas por un aura de historias pasadas, habitadas aun por sus protagonistas, quienes salen a disfrutar la frescura de la tarde con los vecinos en las puertas de sus casas.
Mucho han cambiado las cosas, ahora sin duda deben tomar precauciones, sin embargo aun esta rudimentária ingeniería resiste los temblores de la zona, y parece que se riera de las nuevas edificaciones que siempre resultan afectadas.
Estas son parte del entorno, parece sembrada y enraizada en el corazón mismo de la tierra

domingo, 14 de septiembre de 2008

Tarde grís en San Luis





Tanto esperar el domingo, el sol, la ruptura con la rutina, el encuentro con la naturaleza y al llegar a las Playas de SAN LUIS espesas nubes arropaban al sol, el mar había perdido su azul, y vestía de plata.
Parecía una pintura fresca aun, mutante tras los desvaríos de un extraño artista, las montañas lejanas cambiaban de color, se tornaban rosadas y las oscuras nubes se desplazaban veloces para alcanzarlas, y el pintor volvía a cambiar sus pinceles y eran otros montes, y otros cielos. No encontré al Sol, pero disfrute una serena tarde de lluvia, hermosa y diferente.

"El Diablo de Cumaná"