Google+ Followers

martes, 27 de julio de 2010

Monólogo Silente

“No soy propensa a admirar héroes ni líderes, me molesta cuando elevan a un ser humano a niveles inverosímiles. Prefiero las personas llenas de defectos que de vez en cuando cometen alguna hazaña o demuestran sus habilidades. No suelo ser defensora de ideales prefiero quedarme observando y analizando en un segundo plano, pero hoy quiero que se escuche mi voz.
Mi voz a través de la suya, de la tuya de la de miles de individuos que ya no pueden seguir aceptando injusticias y arbitrariedades.”
Eva


Monólogo Silente
Días previos al 24 de julio


Faltan pocos días para que todos se acerquen a celebrar junto a mí un aniversario más, ese día desbordado de honores se alterará la paz que me acompaña, la que anhelo y me gusta disfrutar.
Muy cerca, el joven que custodia mi integridad suspira inquieto en el frio y lúgubre salón. Hoy está silencioso, me gusta más cuando puedo escuchar sus pensamientos y a nuestra manera conversamos, de esa forma puedo enterarme de los tiempos que corren y de los momentos que me rodean.
Siento voces extrañas, no son las mismas de siempre, no es la señora simpática que viene cada mañana y me arrulla entonando canciones de cuna entre sus labios, muy quedo, casi en entre murmullos.
Hace años que vienen por aquí antes lo hicieron otros con diferentes expectativas y todos por beneficio propio jugaron conmigo a ser parte de mi historia.
Ahora es este señor insólito que se acerca con voz autoritaria y pide que lo dejen solo. He escuchado sus confesiones escalofriantes, sus temores persecutorios y sus aires de grandeza.
Me atormenta, no me deja descansar, me nombra a diario y escudriña mi vida centímetro a centímetro, los detalles que no le interesan los envuelve en la bandera y cual mago prestidigitador la agita y de ella surge la próxima idea que previamente recita frente a mi y luego plasma en la realidad.
Al principio era un joven emprendedor, luchador de sueños, pero día tras día he notado su transformación y su coraza se ha ido ensanchando y tras ella sus odios y rencillas contra quienes no comparten sus ideas. Y yo silente…
No me equivoqué, los hijos de mi patria continúan luchando sin importar los medios ni a quien atropellan en la batalla, de nuevo contra mí, desvarío ante esta nueva ofensa, me han usado, me han irrespetado he sido expuesto como un simple puñado de huesos, han echado por tierra la imagen de hombre diestro en las luchas y en la vida han invadido mi soledad y no me han dejado reposar en paz.
Es triste pensar, darme cuenta ahora que mi ardua lucha se traduce en el futuro, en un simple peldaño para que otros sin escrúpulos me utilicen en su beneficio.
Cuando todo esto pase, cuando terminen de manipular lo poco que queda de mi, cuando finalmente ellos cambien el curso de la historia y descubran si estoy donde creen, entonces me dejaré sentir con la fuerza inmensa de un trueno, será mi momento, el de la tierra que me aclama y que tanto ame.
Seré entonces EL LIBERTADOR.
ETERNAMENTE

"El Diablo de Cumaná"