Google+ Followers

martes, 11 de noviembre de 2008

"EL INDIO" de Cumaná

La redoma de El Indio estaba ubicada en la avenida universidad, justo en la vía de entrada a la ciudad de Cumaná. Antiguamente la ciudad llegaba hasta este sitio. Es una redoma con una fuente circular en donde, aparte de figuras marinas hay una gran estatua de un indio con las manos extendidas sosteniendo un gran pescado que simboliza el espíritu de hospitalidad del pueblo sucrense.
Durante mucho tiempo decir Cumaná para quienes nos visitan, les llevaba a imaginar su entrada identificada con la imagen de “El INDIO”
Señalan algunas fuentes que, dentro del marco de los eventos programados con motivo del Tercer Aniversario del Gobierno del General Marcos Pérez Jiménez, entre otros actos la Inauguración de la “Fuente Alegórica a la Entrada de Cumaná “. Se realizó el día 11 de diciembre de 1955 a las 11 am.

La elaboración de esta escultura estuvo a cargo de Giuseppe Pizzo nace en Cuneo, Italia, el 19 de abril de 1912. “Escultor, dibujante y pintor. Su formación plástica tuvo lugar en la Academia de Bellas Artes de Milán. (…) el 2 de agosto de 1947 viaja a Venezuela, donde reside desde entonces. En 1948 recibe el premio oficial de escultura del IX Salón Oficial.”(2). Entre 1950 y 1955 realizó una serie de monumentos, entre ellos “Fuente Alegórica a la Entrada de Cumaná” en 1955. Señalan las fuentes orales consultadas(3), que el escultor Carmelo Tabacco (1913-1983) contemporáneo y coterráneo de Pizzo, estuvo a cargo como intendente del taller que se instalo en “La Coquera”, espacio donde se realizaron los trabajos de modelado en arcilla, elaboración de moldes de yeso, vaciado en piedra artificial y acabado de las piezas que conforman el monumento, igualmente coinciden las fuentes al señalar que, Candelario Rodríguez Allen, conocido como “El Polaco” sirvió de modelo para el modelado de la escultura del Indio.

Sabiendo esto, nos damos cuenta que por mas de medio siglo “El Indio de Cumaná” ha resistido estoicamente, (1955-2007) el paso del tiempo y las inclemencias del clima, ofreciendo con su gesto de bienvenida, , hospitalidad y buena estadía a quienes nos visitan.
Pero los pueblos crecen y se hace imperante la necesidad de evolucionar. Durante muchos años se estudió la posibilidad de llevar a cabo su traslado para descongestionar el tráfico.

Hoy luego de polémicas críticas, y juegos políticos, al fin volvemos a tener “EL INDIO” dando la bienvenida a nuestros visitantes. Ubicado en la nueva entrada hacia la ciudad en la zona de los Bordones, nos recibe después de algunos maltratos y muchos avatares la restaurada imagen comenzando así un nuevo ciclo como parte de nuestro patrimonio cultural.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Excelente!!!
Lila Flores Urbáez

"El Diablo de Cumaná"